El alcalde de Elche, Carlos González y la concejala de Urbanismo, Ana Arabid, acompañados por el gerente de PIMESA, Antonio Martínez, han visitado las obras del tercer edificio del Área de Regeneración Urbana (ARRU) de San Antón, una de las iniciativas de regeneración urbana más relevantes, ambiciosas y de mayor alcance urbanístico y social de cuantas se están desarrollando en la Comunidad Valenciana y en el conjunto de España.

Las obras de construcción del inmueble comenzaron en septiembre del pasado año, y gracias al buen curso de las mismas se ha producido un acortamiento de los plazos previamente establecidos, por lo que el edificio podría estar finalizado durante el primer trimestre de 2021, algo que permitiría también adelantar la fase de comercialización de las viviendas.

El edificio cuenta con 90 viviendas distribuidas en 9 alturas (50 de dos dormitorios y 40 de tres), 69 plazas de garaje y un local comercial y está situado entre la calle Obispo Cubero, la rotonda N-340, una calle peatonal y una parcela dotacional. La construcción se lleva a cabo por la unión temporal de empresas ORTHEM-ABALA BARRIO DE SAN ANTÓN ELCHE, por un importe de 4,6 millones de euros. Se trata de viviendas totalmente libres de barreras arquitectónicas y con el nivel más elevado de clasificación energética (“A”), lo que implica una mejora en el aislamiento, un mayor confort en el interior de las viviendas y menor consumo energético.

El plan de regeneración del barrio sigue su curso, y mientras el primer edificio se encuentra habitado en su totalidad, se están llevando a cabo las entregas de llaves del segundo edificio y la redacción de proyectos del cuarto, cuya obra podría licitarse a la vuelta de verano.

El objetivo del ARRU de San Antón es posibilitar el uso residencial en viviendas constitutivas de domicilio habitual en un contexto urbano seguro, provisto del equipamiento y los servicios básicos. En definitiva, mejorar la calidad y la funcionalidad de las infraestructuras, dotaciones, equipamientos y espacios públicos del Barrio de San Antón y por tanto, fomentar la dinamización económica y el desarrollo social del barrio.

Respecto al futuro, el objetivo es renovar el barrio completamente, unos 15 edificios y en torno a las mil viviendas de las que 338 ya están en marcha.

Desde el punto de vista económico, la inversión en este tipo de iniciativas significa un estímulo al sector de la construcción. Hasta este momento, con esta actuación, el Ayuntamiento de Elche a través de PIMESA lleva invertidos y comprometidos en el barrio de San Antón unos 25 millones de euros en obra civil y en apoyo a un sector, el de la construcción, que genera empleo y riqueza y que tiene efectos multiplicadores sobre la economía.

Share This