El gerente de PIMESA y director del Plan Estratégico de Elche ELX2030, Antonio Martínez, ha participado en la Jornada “Economía Circular en el calzado” organizada por el Cluster Calzado Innovación (CCI) y que ha contado con la colaboración de INESCOP y FICE.

Elche quiere desarrollar un modelo de urbe verde, ecoinnovadora, creativa y digital, principios básicos que se pueden proyectar al principal sector económico del municipio, la industria de fabricación de calzado y componentes.

La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad.

El objetivo de la economía circular es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

Para el gerente de PIMESA las empresas del calzado tienen que asumir en su filosofía de gestión los conceptos relativos a la economía circular: “Si las ruedas, refiriéndose a los neumáticos y al caso del Grupo Soledad, lo han conseguido, ¿por qué el calzado no?”.

El sector calzado tiene que apostar por la creatividad y la ecoinnovación: “La creatividad no es un concepto nuevo para nuestras empresas, se emplea constantemente por ejemplo en la preparación de colecciones, potenciémosla”. De mismo modo, invitó a las instituciones a “potenciar lo que las empresas ya están haciendo: robótica, digitalización o industria 4.0”.

La industria de calzado camina hacia un modelo de economía circular basado en un mayor aprovechamiento de las materias primas y el uso más eficiente y de reducido impacto medioambiental, así como la revalorización de los residuos mediante su transformación en productos de mayor valor añadido.

La escasez de materias primas y la necesidad de realizar un uso eficiente de las mismas hace necesario cerrar el círculo del ciclo de vida del calzado y sus componentes que transciende del reciclado y la reutilización y abarca toda la cadena de valor desde el diseño, fabricación distribución y consumo, hasta que se convierte en residuo.

El INESCOP trabaja en diversas líneas de investigación desde diferentes aéreas para contribuir a la implementación de una economía de tipo circular en calzado.

Las principales líneas de investigación son:

  • Ecodiseño aplicado a calzado.
  • Análisis de la huella de carbono del calzado.
  • Revalorización energética de residuos de calzado.
  • Reutilización/reciclado de residuos de calzado y su incorporación en componentes de calzado y otros bienes de consumo.
  • Obtención de biopolímeros a partir de residuos de piel sin curtir para su uso como agentes de microencapsulación.
  • Obtención de colágeno hidrolizado a partir de subproductos animales de aplicación en curtidos y como fertilizantes orgánicos.
  • Obtención de adhesivos de poliuretano a partir de CO2 como materia prima.
  • Obtención de adhesivos y aditivos a partir de aceites de origen vegetal como fuentes renovables.
  • Implementación de procesos de fabricación de menor impacto medioambiental para la obtención de materiales multifuncionales.

Esta jornada sobre Economía Circular en calzado, cierra un ciclo de 6 encuentros de innovación, organizados por el CCI, en colaboración con el Centro Tecnológico del Calzado, INESCOP y FICE, y en los que se ha hablado de nuevas estrategias de marketing y comercialización, de nuevos perfiles profesionales, de calzado infantil funcional y saludable y de certificación de calzado de uso profesional, así como de crecimiento de piel artificial in vitro. Todas ellas han tenido un objetivo común, contribuir a través de la innovación al desarrollo de una industria del calzado sostenible, contribuyendo a los tres ámbitos de la sostenibilidad: el económico, el social y el medioambiental.

Share This